La mafia de la salud bucal

Antes que me digan algo, esto es pura broma y para divertirse un rato, eh? No digan que no avisé.

Trabajo fino

Hay algo raro en nuestra sociedad: mucho impulso publicitario, campañas extraordinarias, avisos…

Quizá soy el único que se da cuenta. O quizá nadie quiere hacer nada o a nadie le importe. Pero…

Imagínense esta escena:

Un grupo comando de unos 7 u 8 integrantes, completamente vestidos para la ocasión, con sus “herramientas” de trabajo en mano; irrumpiendo frenéticamente dentro de un baño para tomar por sorpresa al espantado habitante del hogar.

O esta otra:

Un solitario llegando en silencio por la espalda, regondeándose por la serenidad de su víctima que está viéndose al espejo tranquilamente. Sabiendo que no lo ha visto, que no lo ha oído y morbosamente golpea la puerta que está entreabierta…

Tal vez quieran imaginarse esta situación:

Luego de un intenso partido con tus amigos, de haber tomado esa ducha tan reparadora, terminando de secarse… Otros 6 o 7 personas irrumpen a tus espaldas acosándote sin darte tiempo a nada…

Finalmente, lo que uno menos espera:

Estar tranquilo dentro de un probador pequeño de 1 metro cuadrado, en cualquier tienda de ropa, admirando como te queda el modelo; si entalla bien, absorto en tu propio narcicismo. Cuando de repente varias personas abren la cortina a tus espaldas y entran todas al mismo diminuto recinto, acosándote, sacándote fotos…

Todas estas escenas, señoras y señores, son reales… o al menos sacadas de las mentes retorcidas de los publicistas que les hacen publicidad al “cartel” de la salud bucal.

Son publicidades de cepillos de dientes, pastas dentales, enjuagues bucales. Algunos de los protagonistas dicen ser “dentistas”, pero yo no les creo.

Mi dentista nunca entraría de sopetón a mi baño para ver si me estoy lavando los dientes.

Esto no es nuevo

No señores, no es para nada nuevo…

Desde aquella vieja marca reconocida con ‘O’ que organizaba concursos de preguntas y respuestas, donde se daba un “minuto O… en el aire”; en donde se intentaba encontrar a la persona más culta…

Quizá para lavarle el cerebro, quizá para conseguir mentes brillantes que pudieran hacer puente entre la MaSaBucO (Mafia de la Salud Bucal Organizada) y el común de la gente… no se, no se… Tengo muchas dudas.

Canciones pegadizas para lavar el cerebro: “Que lindo que son tus dientes, le dijo la Luna al Sol. Y el Sol respondió sonriente: Je je, me los limpio con O…”

Cepillo con cerdas antibacterianas, con cerdas de goma para mejor limpieza, con cerdas en ángulo para alcanzar los puntos más difíciles, con cabeza móvil, con limpiador de lengua y mejillas… puedo seguir, eh?

Cremas dentales comunes, con triple acción, con doce horas de acción, blanqueadoras, para prevenir el sarro, para prevenir la sensibilidad…

Enjuagues bucales de todo tipo y color, sin alcohol, antibacterial…

Basta señores! Es un abuso.

No se ustedes, pero yo voy a dejar la escopeta al lado del inodoro, no sea cosa que en algún momento vengan estos tipos con cámaras de foto, micrófonos, cepillos de dientes, cremas y enjuages bucales… si llegan a irrumpir, los cago a tiros…

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. gladys lopez
    May 09, 2011 @ 21:11:48

    Genial!! Como de costumbre, Diego. Sabés que también me parece espantosa esa publicidad?En cuanto a los productos para higiene bucal : puro bla bla, los buenos odontólogos solo recomiendan cepillarse correctamente, inclusive sin pasta. O sea…..nos venden lo que quieren aunque ni nos haga falta. Salú

    Responder

  2. lorlores
    Sep 04, 2013 @ 08:01:20

    Estamos en el siglo XXI y no me puedo creer lo atrasados que están los dentistas. Como puede entenderse que ni siquiera pueda sintetizarse esmalte artificial, no me parece un problema tan complejo. Pues por el mismo motivo por el que seguimos teniendo coches que funcionan con petróleo, por el sucio dinero. Podría curarse la caries, podría crearse esmalte químicamente idéntico al natural para reparar de verdad los dientes dañados e incluso podrían crearse dientes reales para reemplazar piezas perdidas, pero en vez de eso no tenemos que conformar con empastes venenosos, con tornillos en la boca o con trozos de plástico. Las clínicas dentales mueven a día de hoy millones de euros y les interesa que NO tengas una boca sana, porque sino se les acaba el negocio. No eres un paciente, eres un cliente, y les importa sólo tu dinero, no tu salud, no lo olvides. Te muchísimo cuidado si vas a una clínica dental, porque son lugares muy muy muy peligrosos para tu salud.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

mayo 2011
D L M X J V S
« Ene   Jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
A %d blogueros les gusta esto: