Aserrín, Aserrán

En mi rol de padre, a veces me veo en la encrucijada de cantarle alguna canción a mi retoño… ¿que mejor que hacer algo de memoria y cantarle las viejas y tradicionales canciones infantiles que escuché en mi niñez?

Aserrín, Aserrán

Estando en esos menesteres, me puse a reflexionar sobre la letra de una corta canción: “Aserrín, Aserrán”

En Argentina, esta canción infantil tiene por versos los siguientes:

Aserrín, aserrán,
los maderos de San Juan,
Piden pan, no les dan, piden queso
Les dan hueso (opcionalmente agrega: …y les cortan el pescuezo…)
Piden vino, si les dan
Se marean y se van.

Hay muchas incoherencias en el texto. ¿Qué necesidad hay de atormentar a nuestros niños con esta canción infantil (?) originaria de España?
Bueno, en realidad la versión original no es tan descabellada:

Aserrín, aserrán
los maderos de San Juan
los del rey sierran bien
los de la reina también.
Los del duque
ruque, truque.

Pero volvamos a la versión que se canta en nuestras pampas, la que nos cantaron de chicos, la que cantamos en jardín de infantes y preescolar; y la que solemos cantarle a nuestros niños…

Diganme ¿Qué se fumó el que hizo esta versión?

Se las voy a analizar verso a verso:

“Aserrín, Aserrán los maderos de San Juan”

Obviamente este verso se mantiene del original el cual remite a la tradicional fiesta “Noche de San Juan”, que se celebra en el solsticio de verano del hemisferio norte (23/24 de junio) en la que se enciende una hoguera.

“Piden pan, no les dan”

¿Quiénes piden pan? ¿Los maderos? ¿Estamos todos locos?

¿Desde cuando los maderos comen algo? Además, si son maderos significa que el árbol al cual pertenecieron ya murió… Un madero es algo inanimado, muerto… no puede comer ¡y mucho menos comer pan!

“Piden queso les dan hueso”

Otra vez… ¡que no! ¡Los maderos no tienen boca ni órgano succionador ni nada parecido que les permitan comer queso!

Y además que mala persona el que le tira huesos al pobre madero… ¡si le está pidiendo queso! ¡Chantas! ¡Juicio a los tira-huesos!

¿Así les enseñamos los valores a nuestros hijos? Con razón la solidaridad de la gente se está perdiendo…

(opcionalmente se agrega: “Y les cortan el pescuezo”)

¡Ah, pero que maravilla! Mensaje explícito de pena de muerte para un madero que te pide algo de pan y queso… Ahora resulta que ser pobre lleva pena de muerte. Me voy a reservar la opinión.

“Piden vino, si les dan, se marean y se van.”

Claro… pedime comida no te doy, pero pedime vino y tomá… ponete en pedo maderito… así te vas y me dejás de joder!

He aquí señoras y señores el origen de nuestra juventud descarriada.

Miles de informes sobre el alcoholismo en los jóvenes, miles de profesionales de la salud (física y mental) que no saben porqué a los chicos les gusta tomar alcohol en exceso…

Aquí está la respuesta… tan sencillo y tan macabro… concentrada en unos cuantos versos de una inocente (?) canción infantil. Tantos años de repetirle la cancioncita a nuestros niños y ahora se ven los frutos

El mensaje es clarito… si me pedís lo que sea no te doy y no me jodas mucho porque te mato, pero vino si te puedo dar… emborrachate y andate.

Que los cumplas felíz, Payaso Plin Plin

Cuando de chico estudié música, comencé a escribir sobre papel pentagramado las distintas melodías que conocía para practicar mi caligrafía musical.

Fue a los 12 que descubrí con horror que la melodía que canté muchas veces era exactamente la misma que otra canción también muy popular.

Quien haya creado la letra del Payaso Plin Plin carecía de total creatividad. Tanto es así que ni siquiera se molestó en crear una nueva melodía y en cambio usurpó la del Felíz Cumpleaños (siendo uno de los tantos plagios que existen impunemente).

Hagan la prueba en casa y verán lo que les digo: Que una persona cante el payaso plin plin mientras otra persona canta paralelamente “que los cumplas felíz”

Les dejo la letra de ambas canciones para que comparen

El payaso PLIN PLIN
se pinchó la nariz
y con un estornudo
hizo fuerte: achis!!!

.

Que los cumplas felíz,
Que los cumplas felíz,
Que los cumplas FULANITO,
que los cumplas felíz

.

La lechuza y Frère Jacques (Fray Francisco)

Otro de los engaños más repugnante que descubrí fue cuando mi hermana mayor que estudiaba francés, me cantó Fray Francisco:

Frère Jacques, Frère Jacques,
Dormez-vous? Dormez-vous?
Sonnez les matines! Sonnez les matines!
Din, dan, don. Din, dan, don

Exactamente la misma melodía tiene la canción utilizada por las maestras jardineras para hacer callar a los niños:

La lechuza, la lechuza,
hace shh, hace shh
todos calladitos, como la lechuza,
que hace shh, hace shh.

¡Que viles!.. hacer callar a unos niños con una mentira! ¡Plagio!

Voy a parar acá

No me voy a extender. Probablemente haya muchos más ejemplos.

Quizá en otra ocasión me ponga a develar los secretos mensajes producto de la cannabis sativa que se encuentran escondidos en las letras de M. E. Gualsh.

4 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Seba
    Feb 26, 2010 @ 13:26:51

    Muy bueno! El otro día mientras cantaba un ‘duermete niño’ me sorprendí ante la crueldad de la letra cuando no se duerme…de todas formas no creo que ningún pibe sano le de importancia o entienda lo que dicen las canciones (ni ninguna palabra de los grandes en general).

    Responder

  2. incendialaciudad
    Feb 27, 2010 @ 06:08:28

    Tu análisis me ha dejado pálido

    Responder

  3. xxxxxxxxxx
    May 05, 2016 @ 22:26:49

    tendrías que analizar la historia argentina al analizar la letra ya que toda letra de la música sea infantil o para adultos esta siempre relacionada con la vida social y política del país, por eso se le cambio la letra original del español a aserrín aserrán aquí en Argentina, además no creo que los maderos de San Juan se refiera a la madera, me parece que aquí la acepción usada aquí serian los vigilantes que cuidaban en la noche de San Juan

    Responder

    • jinetedeldragon
      Jul 14, 2016 @ 11:44:12

      Estimadísimo Maestro Siruela xxxxxxxxxx:
      Voy a responderte con una sola palabra, por si el tono escrito en esta entrada (“Aserrín Aserrán”) no se entiende: ironía.

      Y no…. no es “Maestro Ciruela” porque no es una fruta, es Siruela con S ya que el personaje proverbial proviene del pueblo Siruela, en Badajoz, España.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

febrero 2010
D L M X J V S
« Dic   Mar »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28  
A %d blogueros les gusta esto: